Artículos

Popular

Modelo de mujer

Los estereotipos de belleza han erosionado nuestra identidad como hijas de Dios. El reflejo en el espejo evidencia un sinnúmero de defectos que son reafirmados con palabras despectivas y fuertes juicios descalificando nuestra feminidad. Creemos en mentiras como que las medidas perfectas son 90-60-90, que tenemos que ser ultradelgadas para vernos bien y que si cambiamos nuestra apariencia quizás esa persona que se niega a amarnos como queremos, volverá a enamorarse de nosotras.

Devocionales

Último

Tsunami de emociones

Intento cuando tengo que enfrentarme a personas o situaciones difíciles pensar en lo bueno, lo verdadero, lo respetable, lo puro, lo amable y lo digno de admiración, pero a menudo, lo negativo sale a relucir y parece invadir mi corazón con un tsunami incontrolable de emociones nefastas y descontroladas.

  • Todos
  • Artículos
  • Devocionales
  • Videos

Modelo de mujer

Los estereotipos de belleza han erosionado nuestra identidad como hijas de Dios. El reflejo en el espejo evidencia un sinnúmero de defectos que son reafirmados con palabras despectivas y fuertes juicios descalificando nuestra feminidad. Creemos en mentiras como que las medidas perfectas son 90-60-90, que tenemos que ser ultradelgadas para vernos bien y que si cambiamos nuestra apariencia quizás esa persona que se niega a amarnos como queremos, volverá a enamorarse de nosotras.

Modelo de mujer

Los estereotipos de belleza han erosionado nuestra identidad como hijas de Dios. El reflejo en el espejo evidencia un sinnúmero de defectos que son reafirmados con palabras despectivas y fuertes juicios descalificando nuestra feminidad. Creemos en mentiras como que las medidas perfectas son 90-60-90, que tenemos que ser ultradelgadas para vernos bien y que si cambiamos nuestra apariencia quizás esa persona que se niega a amarnos como queremos, volverá a enamorarse de nosotras.

Tsunami de emociones

Intento cuando tengo que enfrentarme a personas o situaciones difíciles pensar en lo bueno, lo verdadero, lo respetable, lo puro, lo amable y lo digno de admiración, pero a menudo, lo negativo sale a relucir y parece invadir mi corazón con un tsunami incontrolable de emociones nefastas y descontroladas.

Versículo de la semana

Conectados con Cristo

Entradas recientes