Artículos

Popular

Devocionales

Último

Tú y solo tú

En ocasiones nuestra carne es débil y nos traiciona. Ante los problemas sabemos que necesitamos orar, que el mejor consejo lo podemos obtener del cielo; sin embargo, es tanta la vergüenza, decepción, rabia o frustración que el nudo en nuestra garganta impide que emitamos una sola palabra de clamor por ayuda o dirección.

  • Todos
  • Artículos
  • Devocionales
  • Videos

Tú y solo tú

En ocasiones nuestra carne es débil y nos traiciona. Ante los problemas sabemos que necesitamos orar, que el mejor consejo lo podemos obtener del cielo; sin embargo, es tanta la vergüenza, decepción, rabia o frustración que el nudo en nuestra garganta impide que emitamos una sola palabra de clamor por ayuda o dirección.

Fuente inagotable de amor

Cuando me casé con el padre de mis hijas, pensé que lo haría una sola vez y que permanecería a su lado hasta el final de nuestros días; pero no fue así, nada salió como esperaba. Fueron muchas las dificultades que tuve que enfrentar y la decepción me llevó al límite y cuando tuve que decidir volver al punto cero y dar una nueva oportunidad o seguir mi vida e intentarlo con otra persona, me decidí por la segunda opción y sin pensarlo mucho, me aventuré en un nuevo matrimonio en yugo desigual con total incertidumbre y mucho temor a otro fracaso emocional.

Tú y solo tú

En ocasiones nuestra carne es débil y nos traiciona. Ante los problemas sabemos que necesitamos orar, que el mejor consejo lo podemos obtener del cielo; sin embargo, es tanta la vergüenza, decepción, rabia o frustración que el nudo en nuestra garganta impide que emitamos una sola palabra de clamor por ayuda o dirección.

Versículo de la semana

Conectados con Cristo

Entradas recientes